Panellets Paleo sugarfree

PANELLETS PALEO SIN AZÚCAR

En estas fechas en Catalunya, Ibiza y País Valencià es típico estos minidulces junto con las castañas y los boniatos asados.

Parece ser que nos llega de  herencia al culto de llevar panecillos pequeños en  ofrenda a la Iglesia y a los difuntos el Día de todos los Santos. El caso es que en estos días las pastelerías de toda Catalunya ofrecen un gran surtido de estas pequeñas delicias de distintas elaboraciones como chocolate, coco, café aunque el típico es el de piñones y almendras.

Se elaboran normalmente con harina de almendra, yema de huevo, boniato o patata y mucho azúcar refinado.

Nos hemos puesto con las manos en la masa. Nos encanta mostraros la receta de panellets sin azúcar que más nos han gustado en casa. En este caso lo sustituimos por dátiles menjoul que remojamos previamente para poder añadirlo con más facilidad a la mezcla de boniato.

Es una receta altamente calórica, es solo información para los que están vigilando su peso un poco, así que no os paséis comiéndolos. También es una capricho un poco caro. Si lo has comprado alguna vez en pastelería sabrás que su precio tira un poco para atrás pero así tienes 3 razones para hacerlos en casa por lo que te ahorras en dinero, en azúcar y la tercera por pasar una buena tarde en familia formando bolitas.

preparacionTiempo de preparación: 15 minutos
coccion Tiempo de cocción: 15-18  minutos.

Receta

  • 300 gr. de harina de almendra
  • 300 gr. de boniato asado y frio del dia anterior.
  • 4 dátiles menjoul
  • 2 huevos
  • 2 vainas de vainilla
  • ralladura de un limón
  • 80 gr de piñones del país
  • 80 gr de coco rallado
  • 1  y 1/2 cuchara sopera de cacao puro 100% en polvo

Preparación

Precalentaremos el horno a 180º

Remojaremos los dátiles 1 hora en agua templada.

Trituraremos los dátiles sin hueso y sin el extremo duro con una batidora de mano, cuesta por pegajoso pero solo lleva 2 minutos.

En un bol donde prepararemos toda la masa chafaremos el boniato con un tenedor. Le añadiremos la masa de dátil, la ralladura de limón y las semillas de las vainas de vainilla y mezclaremos con el tenedor integrando muy bien los ingredientes.

Le añadiremos a la masa de boniato  poco a poco la harina de almendra mezclándola con un tenedor al principio y con las manos al final. Si la masa es muy pegajosa añadiremos más harina y si es muy seca, podemos añadir una yema de huevo. Dejar en la nevera una hora.

Una vez enfriada dividir la masa en 3 partes iguales para diferentes sabores.

Con la primera parte formaremos bolitas pequeñas que pasaremos primero por huevo y luego por piñones. 25 gr/u. aprox con piñones.

Otra parte la mezclaremos con el coco rallado formando pequeños conos que una vez horneados y fríos podemos mojar la punta en cacao puro con aceite de coco. 15gr/u.

La última parte la mezclaremos con el cacao y formaremos croquetas cuadradas o como más os guste. 15gr./u.

Hornear en una bandeja con papel vegetal a 180º con ventilador a media altura durante 15-18 minutos.

Disfrutar de su olor al sacarlos y dejarlos enfriar.

Con estas cantidades salen de 6 a 8 u. por sabor. No servir calientes. Aguantan sin nevera varios dias.

 IDEALKIDS, GLUTENFREE, SUGARFREE, POST ENTRENO