CACAO MANTEQUILLA PLATANO GLUTENFREE SUGARFREE NUTSFREE

“EL COULANT” de CACAO Y PLATANO

Aprovechar que estoy generosa en postres o pseudodulces ya que no es la intención de esta página, pero ya que estamos en estas fechas pecadoras una idea más no va a ir nada mal.

Es “el Coulant” después de ir haciendo varias pruebas a lo largo del tiempo, creo que este es el definitivo.

Primero por su sabor y texturas y segundo por conseguirlo sin utilizar una tableta de chocolate comprada, con ellas es mucho más fácil hacerlo.

La verdad es que hay que trabajarse un poco esta receta y ya os aviso que os pondrá a prueba en la cocina, pero el resultado vale mucho la pena.

Mira que hace tiempo que se pusieron de moda pero aún hoy es un postre que atrae mucho a los chocolateros. Junto con un helado del libro Mis recetas Paleovida o cambiando la trufa del interior por una mermelada de frutos rojos por ejemplo, será un postre de diez.

Además esta versión Paleo le  gustará hasta al familiar más “azucarado” que tengáis.

portada-2

Los ingredientes son facilísimos. La única pega, si se le puede llamar así, es que necesita su tiempo. Tiempo de elaboración con cariño  y tiempo de congelado.

Las cantidades de esta receta son para 10 o 12 coulants. Y es que puesto que es algo laborioso, prefiero hacer de más porque los podemos congelar y después solo con calentarlos en el horno unos pocos minutos, ya los tendremos listos.

Aunque haya harina de yuca o 4 dátiles, tener en cuenta que se reparten en unas 10 o 12 unidades. Así que es más ligero de lo que podría parecer a priori.

Os daré dos versiones: una será  congelar todo el coulant y la otra sola la trufa de dentro si lo queréis para el mismo día.

Leer la receta previamente para tenerlo todo preparado ya que hay varios pasos a seguir.

¿Preparados?

preparacionTiempo de preparación: 10 minutos
 3 horas mínimo congelado

preparacion

Tiempo de preparación: 30 minutos
3 horas mínimo congelado
coccion Tiempo de cocción: 8 a 12 minutos

Receta

Ingredientes para 10-12 coulants

Para la trufa interior:

  • 15 gr de cacao 100% en polvo  desgrasado
  • 40 gr aceite coco
  • 100 ml de agua
  • 4 dátiles mendjoul (remojados 2 horas agua tibia)
  • 1 cucharada postre de azúcar de coco (opcional)

Para la masa:

  • 3 plátanos maduros
  • 15-20 gr de cacao 100%  en polvo desgradado.
  • 6 huevos
  • 150 gr. mantequilla sin sal o ghee
  • 40 gr de harina de yuca
  • 1 c/postre de canela
  • 1 c/postre de aceite de coco

*Se precisa batidora para montar claras.

3

Primero elaboraremos las trufas que precisan ser congeladas:

Derretiremos el aceite de coco si es preciso para dejarlo liquido y le añadiremos el cacao en polvo y mezclaremos  bien. Seguidamente añadiremos la carne sin la piel de los dátiles que habremos tenido en remojo en agua tibia durante un par de horas. Se puede separar muy bien la piel de la carne con una cuchara.

Mezclaremos bien, añadiremos 100 ml de agua, que puede ser la del remojo de los dátiles y batiremos unos segundos con la batidora de mano para que el dátil se deshaga bien. Para los tramposos más golosos es el momento de echar una cucharada de postre de azúcar de coco si fuera preciso, pero pensar que luego, junto a la masa, el gusto ya será más dulce.

Rellenaremos una cubitera o un molde de bombones y congelaremos mínimo 3 horas. Tendremos en cuenta  la proporción del cubito y del molde de coulant. La trufa debe quedar en el centro de la masa y la masa del tamaño de una magdalena normal.

Preparación de la masa:

En una sartén pocharemos con aceite de coco y la canela los plátanos cortados a rodajas a fuego bajo. Lo haremos durante unos 6-8 minutos hasta conseguir deshacerlos chafándolos con la cuchara de madera. Dejaremos enfriar, no deben estar calientes cuando se mezclen con las yemas.

Mezclaremos el cacao y la mantequilla clarificada previamente derretida en un cazo.

En otro bol aparte montaremos las claras apunto de nieve o lo máximo que podamos (sin azúcar no se montan del todo).

Las yemas las añadiremos a la mantequilla con cacao y junto con el plátano chafado, mezclaremos bien con la batidora de mano.

Seguidamente añadiremos la harina de yuca poco a poco.

Una vez la masa esta bien integrada añadiremos las claras bien montadas poco a poco con movimientos envolventes hasta conseguir una textura de mousse y un color de chocolate con leche.

Ahora tendremos dos opciones:

1ª Si los queremos consumir el mismo día hasta 3 o 4 horas más tarde, guardaremos  la masa en la nevera y montaremos el coulant en el momento de meterlo en el horno. Pondremos una poco de masa en cada molde engrasado sin rellenar hasta arriba y hundiremos en el centro una trufa congelada.

Horno precalentado a 200º arriba y abajo. Bandeja abajo y en unos 8 minutos están listos. Esta vez al pincharlos si tiene que salir el palillo mojado en chocolate.

2ª Congelaremos la masa para otro día con la trufa en su interior en cada molde individual.  Horno a 200º precalentado y esta vez dejaremos unos minutos más, unos 12 minutos.

Recomiendo hacerlos en moldes individuales de cerámica la primera vez hasta que le cojas el truco de desmoldarlos, son un poco difíciles de sacar. En la segunda opción al estar congelados puedes hacerlo en moldes de silicona. Los sacas fácilmente y puedes colocarlos en otro molde para meter en el horno o hacerlos directamente en los de silicona y esperar un poco a que se templen para sacarlos.

Nota Mel: ¿¿Te atreves??

Sonreirás cuando los pruebes.

¡¡¡Buenas fiestas a todos!!! Y recordar que al que le siente bien pecar comiendo, que se lo permita estos días. La vuelta a la normalidad será bienvenida.

 IDEALKIDS, GLUTENFREE, SUGARFREE, POSTENTRENO.

4